Futura Academia

Una guía virtual con recursos para comenzar y terminar un programa doctoral en la academia norteamericana. ¿Te interesa estudiar un posgrado en EE.UU.? ¿Qué debes hacer o cómo empezar el proceso? El equipo de Observatorio de las Américas se ha reunido para ofrecer sus experiencias como estudiantes internacionales de programas de posgrado en Estados Unidos. Estas respuestas están enfocadas en programas de Humanidades.

 

Juan García Oyervides, Ph.D in Spanish (JGO)

Andrea López, Ph.D. Candidate in Spanish (AL)

Javier Muñoz-Diaz, Ph.D in Spanish  (JMD)

Fernando Varela, Ph.D. Candidate in Spanish (FV)

Contexto Actual

Durante los últimos cuarenta años, un gran número de estudiantes latinoamericanos ha realizado sus estudios de posgrado (Maestrías/M.A. y Doctorados/Ph.D.) en Estados Unidos. Dada la convulsión política y la precariedad económica de sus países de origen, estos estudiantes optaron por salir de América Latina (en donde solían estudiar su pregrado) en busca de mejores oportunidades. Entre ir a Europa o a EE.UU., la mayoría prefirió este último por la mayor facilidad para acceder a becas y a financiamiento.

 

Conforme pasaron los años, quienes se graduaron del Ph.D. y se convirtieron en profesores universitarios invitaban a estudiantes más jóvenes de sus respectivos países para que repitieran el mismo camino de migración en EE.UU. Se formaron redes de apoyo que nutrieron la academia estadounidense (y, en menor medida, desarrollaron la academia en América Latina, aunque en una posición subordinada). El estudiante internacional es un tipo de migrante privilegiado: el sistema universitario ofrece beneficios a los que no acceden la mayoría de migrantes o refugiados. Sin embargo, los retos y la inversión de dejar el país de origen para dedicarse a la vida académica en otro país son muy costosos e intensos, por lo que requieren de una red de apoyo para poder superarlos.

 

Hoy en día, cuando la xenofobia y el anti-intelectualismo de la presidencia de los EE.UU. amenaza a los estudiantes internacionales, queremos reflexionar sobre nuestra propia experiencia como estudiantes de posgrado que migraron desde América Latina en la segunda década del siglo XXI. La situación política y económica era muy diferente entonces (¡apenas cinco años!) y una extrapolación al contexto actual tiene sus límites. No es lo mismo planificar estudios doctorales en EE.UU. durante la administración de Barack Obama que durante la pandemia del Covid-19. Sin embargo, estos ejercicios son necesarios. Nuestra propia experiencia en el posgrado fue diferente a la experiencia de nuestros profesores, quienes concluyeron su doctorado a finales del siglo XX o a principios del XXI. Esta brecha generacional fue un problema para la profesionalización de muchos de nosotros (el mercado de trabajo se había precarizado muchísimo durante la última década)

 

A continuación, les ofrecemos las respuestas individuales que los miembros de OLA han preparado para esta breve guía sobre cómo postular a un posgrado en EE.UU.

Preguntas Frecuentes

 

1. ¿Por qué hacer un posgrado en EE.UU.? ¿Para qué venir a EE.UU. y no hacer una maestría o doctorado en Latinoamérica?

JMD: Uno de los motivos más frecuentes para decidirse a hacer un posgrado en los Estados Unidos es el consejo de los mentores académicos en nuestros países de origen. En mi caso, la gran mayoría de profesores de literatura en mi universidad (Pontificia Universidad Católica del Perú -PUCP) habían hecho sus estudios de posgrado en EE.UU., por lo que me sugirieron seguir el mismo camino que ellos habían recorrido. En esa época (2011), la PUCP solo tenía Maestría en Literatura Hispanoamericana y recién el 2018 ha abierto un Doctorado. Antes de venir a EE.UU., llevé un par de cursos en esta Maestría, pero como estaba estudiando con los mismos profesores del Pregrado, sentí que me estaba repitiendo y que debía buscar otras alternativas. Por otra parte, los profesores de origen latinoamericano que trabajan en EE.UU. suelen visitar sus países de origen para reclutar estudiantes de pregrado interesados en estudiar en el extranjero. Es importante mencionar que, en mi caso, hacer un posgrado en el extranjero implicaba una experiencia de aprendizaje y descubrimiento personal que no iba a ser posible de quedarme en Perú. Si elegí viajar a EE.UU. fue por la influencia de mis mentores académicos, quienes tenían contactos en la academia estadounidense y me persuadieron de que era un sistema más conveniente para mí (sobre todo en lo financiero).

 

AL: Me gustaría desmitificar un poco los programas de posgrado en EE.UU. Es decir, reflexionar sobre el costo emocional de enfrentarse a una sociedad y academia diferentes. Reflexionar sobre la importancia de crear una comunidad para apoyarnos tanto académicamente como emocionalmente. Tal vez hablar del impostor syndrome un poco. No quiero asustar a nadie, pero pienso que es beneficioso hablar de esto antes que descubrirlo con la propia experiencia


 

2. ¿Cómo empiezo a buscar información sobre los posgrados en EE.UU.? 

 

JGO: Actualmente, siguen siendo comunes en los Estados Unidos los programas de doctorado que ofrecen apoyo financiero para individuos calificados interesados en desarrollar un proyecto de investigación propio. A diferencia de lo que sucede en México o Chile, es relativamente sencillo encontrar programas académicos que ofrecen cubrir el costo de tu educación mediante lo que se conoce en EE.UU. como tuition waiver. El tuition waiver forma parte del paquete de prestaciones que muchas universidades en EE.UU. ofrecen a sus estudiantes de posgrado para atraer los mejores talentos disponibles. Adicionalmente, una universidad con recursos puede ofrecerte un salario modesto en pago de los servicios que estarás prestando a la institución. Estos servicios pueden ser como asistente en una clase o laboratorio, o como encargado de algunas labores administrativas en los distintos programas que las universidades ofrecen. Es importante notar que los beneficios como el tuition waiver y el dinero que estas universidades ofrecen no son becas sino parte del paquete de prestaciones y salario de los trabajadores. Además, aunque estos paquetes pueden sonar muy significativos cuando se ven desde América Latina y el Caribe, es necesario considerarlos en relación al costo de vida de la ciudad donde se ubica cada institución. 

 

JMD: La información sobre los programas de posgrado se encuentran en las páginas web departamentales de cada universidad. Sin embargo, se trata de mucha información nueva para alguien que solo está familiarizado con la academia de su país de origen. Otra opción es establecer contactos con egresados o estudiantes actuales de programas de doctorado en EE.UU., quienes cuentan con información de primera mano sobre el estado actual de la academia en este país. Cuanto más grande sea esta red de apoyo, mejor será el manejo eficaz de la información. Por otro lado, aunque los programas de pregrado en USA suelen ofrecer apoyos financieros que cubren los estudios y el costo de vida (tuition waiver, teaching assistantship, etc.), hay una fuerte inversión de dinero en el proceso de postulación (y, cuando uno ya ha sido aceptado, en el viaje a EE.UU. y la mudanza). Algunos de los gastos que deben presupuestarse durante el proceso de postulación son:

  • Las cuotas (fees) que cada universidad cobra por tramitar la postulación.

  • Las traducciones oficiales de documentos (diplomas, constancias de notas, etc.) del inglés al español.

  • Los exámenes de acreditación internacional solicitados por algunas universidades (TOEFL, GRE, etc.).

  • Los costos del servicio de correo.

Algunos de los gastos que deben presupuestarse cuando uno ya ha sido admitido a un programa de posgrado:

  • Pasaje de avión

  • Bolsa de viaje hasta antes de recibir el primer sueldo (comida y  transporte)

  • Apartamento o casa en la nueva ciudad (además de pagar el depósito de seguro y el primer mes de renta, la mayoría de viviendas solo están amobladas con cocina y refrigerador; debes comprar por ti mismo la cama y el resto de muebles)

 

FV: También es importante fijarse en la malla curricular y requisitos que cada departamento impone para egresar. Aunque el doctorado suele durar por lo general 5 años, algunas universidades tienen más requisitos que otros. En Vanderbilt, por ejemplo, el Departamento de Español y Portugués pide a sus doctorandos tomar 63 créditos (21 clases), mientras que otros requieren mucho menos. Algunos prefieren esto, otros no. También es necesario prestar atención al perfil de investigación del profesorado, ya que algunos son más tradicionales que otros. Del mismo modo, prestar atención al número de profesores. ¿Prefieres estudiar en un departamento pequeño e “íntimo” o prefieres un departamento con más de 40 profesores de posgrado? También es bueno saber si el departamento ofrece una maestría en caso de que decidas dejar el programa en el futuro. Por último, fijarte en el placement record (el número de estudiantes que consiguieron trabajo después de graduarse) del departamento. 


 

3. ¿Cómo elegir un programa que se ajuste a mis intereses académicos?

 

JGO: Me parece que una forma de comenzar es a través de la comparación. Creo que lo más importante sería pedir recomendaciones a tus profesores o amigos bien enterados sobre programas específicos en la disciplina que te interesa. Es importante también considerar que muchos programas en EE.UU. están transitando hacia un enfoque multidisciplinario o transdisciplinario. Eso quiere decir que en lugar de enfocarte en la disciplina o departamento específico, vale la pena considerar qué tipo de proyecto o qué tipo de problema te interesa investigar. Una vez determinada la naturaleza del problema que te interesa, el enfoque disciplinario te permite enfatizar diferentes matices, sin transformar necesariamente el tema. Por ejemplo, un estudio sobre trabajo editorial independiente en América Latina puede ser bienvenido en programas de Sociología, Ciencias de la Comunicación, Economía, Estudios Latinoamericanos o Humanidades, además de los pocos programas enfocados en Estudios Editoriales.

 

JMD: El consejo que me dieron mis mentores académicos en la PUCP fue que buscara profesores especialistas en mi área de investigación. Como yo hice una tesis de licenciatura sobre la narrativa breve del escritor indigenista José María Arguedas, me puse a buscar académicos “arguedistas” en EE.UU. que podrían ser los directores de mi tesis doctoral. El paso siguiente es establecer contactos con estos profesores para mostrarles tu interés en el programa de posgrado en el que trabajan. La mayoría de estos profesores está a la expectativa de reclutar futuros estudiantes de doctorado, así que su respuesta suele ser rápida y cordial. Por otra parte, es muy conveniente conocer el trabajo de otros profesores del departamento o la universidad a los que te interesa postular, de manera que tengas otras opciones al momento de elegir formalmente a tu director de tesis. La búsqueda de un posible director de tesis es el primer paso para empezar un posgrado, pero también es la principal fuente de conflictos y frustraciones para los estudiantes ya admitidos. Muchas veces, los mejores mentores académicos en el posgrado no son los profesores consagrados (digamos, los “más connotados arguedistas”), sino aquellos que recién están empezando su carrera como profesores y tienen fresca la memoria de su paso por el posgrado. Siempre es mejor tener opciones. El resto de variables para elegir un programa doctoral (el financiamiento, la demografía de la ciudad, la cultura departamental, el clima, etc.) debe supeditarse al criterio antes establecido. Sin embargo, en la práctica y a largo plazo, estas otras variables tienen un peso muy importante.

 

FV: Bueno, algunos departamentos son más tradicionalistas que otros. Por ejemplo, hay aquellos que podrían recibir abiertamente una tesis sobre la influencia cultural del rap en los discursos raciales en Puerto Rico. Otros de ninguna manera consideran una tesis que no tenga que ver con textos canónicos. Encontrar un departamento adecuado, por lo tanto, requiere un buen examen de los intereses académicos y metodológicos del postulante. La cuestión está en encontrar un departamento que se ajuste a tus intereses, y no al revés. También prestaría atención a los convenios que el departamento tiene con otros programas académicos de la universidad. Esto indica el interés interdisciplinario del departamento y es una señal de progreso.   

 

4. Ya encontré algunos programas que me gustan, ¿ahora qué?

JGO: La comparación es el proceso más importante antes de aplicar. Creo que después de elaborar una lista comparativa, ordenada y detallada se deberían enfatizar los siguientes aspectos:

  • Relación con el asesor principal o futuro director de la tesis doctoral

  • Duración del programa

  • Opción de terminar el programa antes a través de una Maestría, o bien de adquirir una Maestría en el camino.

  • Apoyo económico, particularmente si ofrecen uno o dos años sin enseñar.

  • Salario durante el verano.

  • Costos asociados - student fees anuales.

  • Oferta de programas y certificaciones en la universidad // Microcredentials

  • Oportunidad para desarrollar tus propios seminarios

Una recomendación adicional es llamar por teléfono al programa y preguntar por información específica más allá de lo disponible en el sitio web. Por ejemplo, si tienen información específica sobre el promedio de tiempo que la última generación de estudiantes demoró para graduarse, qué trabajos específicos obtuvieron después de graduarse, etc. 

 

JMD: Algunos compañeros que también postularon a posgrados en EE.UU. seguían la siguiente estrategia: postular a varios lugares (por lo menos 5) y que sean de diferente rango (2 universidades top y 3 universidades medianas)

 

5. ¿Qué documentos necesito para aplicar? ¿Cómo comenzar a prepararlos?

FV: A mi modo de ver, la carta personal (personal statement) es uno de los documentos más importantes de la solicitud porque le da al departamento la oportunidad de evaluar tus intereses académicos en relación a lo que ellos te pueden ofrecer. En esta carta deberías explicar tus intereses académicos, lo que has hecho como investigador hasta el momento y qué otras áreas te gustaría investigar. Yo también mencionaría los profesores con los que te gustaría trabajar y por qué.Una vez que envíes todos los documentos requeridos, algunos departamentos te harán una entrevista por Skype. Es importante saber que en esta entrevista el departamento también se está promoviendo, de modo que te dirán todas las cosas buenas que tienen. Tú, sin embargo, como buen inquisidor académico deberás hacerles preguntas desafiantes, como ¿cuáles son las iniciativas interdisciplinarias del departamento?, ¿qué apoyos monetarios ofrecen a sus estudiantes?, ¿por qué debería escoger tu programa en caso de que me acepten, dado que he solicitado a varios lugares?